Antonio Villaescusa se integra a la organización.

Antonio Villaescusa (Izquierda) con su hijo Ivan Villaescusa (Derecha).
Antonio Villaescusa (Izquierda) con su hijo Ivan Villaescusa (Derecha).

Antonio Villaescusa.

  • Nació  el 4 de Diciembre de 1942
  • Lugar de origen:  San Luis Rio Colorado, Sonora.
  • Categoría: Jugador
  • Posición: Shortstop

Ha sido uno de los grandes campocortos del béisbol mexicano.

Cuando un torpedero faldea en forma especial y batea arriba de los .300, es un estrella del béisbol.

Toño se estableció rápidamente con los Diablos Rojos en verano y los Yaquis de Obregón en invierno. Fue titular de estos dos equipos por varios años.

Originalmente, Toño fue firmado por los Piratas de Pittsburgh, quienes tenían un acuerdo de trabajo con la organización roja.

En sus primeros años como profesional, Villaescusa tuvo problemas para batear. El buscador Lenny Yochim de los Piratas comentó: “Cuando Luís Aparicio reportó a Grandes Ligas no podía batear, era un out disfrazado de pelotero. Pero su habilidad fildeadora hizo que se pensara en su futuro. Y con los años, Aparicio fue un gran bateador”.

“Cuando un parador en corto tiene problemas de bateo, hay que ver si tiene velocidad. Y si se trata de un jugador rápido, con el tiempo aprenderá a tocar la bola para conseguir más hits. Las rolas lentas también las pueden convertir en hits”, agregó Yochim.

Y ese fue el caso de Villaescusa, fue un pelotero de gran velocidad y agresividad al correr las bases.

En una ocasión el gran Sergio Robles comentó: “Uno de los peloteros que más respeto impone al llegar a home es Toño Villaescusa. Llega con todo, juega muy fuerte y tiene gran velocidad”

Villaescusa progresó mucho en su bateo y estuvo siendo checado por buscadores de Grandes Ligas. Desafortunadamente nunca recibió una oportunidad.

En una ocasión lo vio jugar Eppy Guerrero, buscador de los Yankees de Nueva York y comentó: “Este muchacho puede llegar a la Gran Carpa, Me recuerda en el físico y en sus acciones a mi hermano Mario que juega con los Cardenales de San Luís. Fildea muy bien, tiene buen brazo y es un bateador agresivo. Lo he recomendado”.

 

Antonio Villaescusa en LMB

 

Antonio jugó 10 temporadas en Liga Mexicana de Beisbol. Debutó en 1971 con los Diablos Rojos y con ellos se mantuvo hasta la campaña de 1979. Héroe de mil batallas con los escarlatas, parte de cuatro campeonatos con el equipo capitalino.

Su última temporada fue con los Osos Negros de Toluca en 1980. Se retiró relativamente joven.

Sus números más destacados de por vida en LMB son: porcentaje de bateo .272, 257 CP y 162 bases robadas. Vemos que se destacó por su velocidad.

Su mejor temporada en bateo fue la de 1975 con .308. Fue parte importante en cuatro campeonatos de los Diablos Rojos.

 

En Liga Mexicana del Pacífico

 

El equipo de Antonio en LMP fueron los Yaquis Ciudad Obregón. Con los Yaquis vivió grandes temporadas el nativo de San Luís Río Colorado.

Quizá uno de los momentos más grandes de Toño con los Yaquis, sea una gran atrapada que realizó en la serie final 1981 contra los Naranjeros de Hermosillo.

Era el sexto juego de la serie y los Naranjeros iban arriba 3 juegos a dos. Con los Yaquis ganando 1-0  hombre en tercera, Jeff Leonard conectó una línea cargada a segunda donde Toño se tiró un clavado, realizando la gran atrapada donde puso out a Leonard  para salvar a los Yaquis, que ganarían ese juego y también el séptimo para obtener el campeonato.

Se criticó mucho que Leonard no corrió fuerte a primera base, no permitiendo anotar la carrera del empate. Pero eso ya es otra cosa, Villaescusa hizo lo suyo.

Ahora Iván, un hijo de Toño se abre paso en el béisbol con la misma organización con la que triunfó su padre: los Diablos Rojos del México.

 

Por: José Ignacio Peña M.
http://www.naranjeros.com.mx/detalle-col.php?id=1570

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *